Enero suele dar lugar a nuevos y mejores propósitos alimentarios, aunque si se nos ha ido demasiado la mano, en ocasiones se optan por estrategias nutricionales más extremas para perder rápidamente esa ganancia de grasa navideña, dietas de choque en las que se optan por decisiones nada llevables en el futuro como lechuga – pechuga, o las archiconocidas dietas “detox”. Son populares, pero no se ha comprobado que hagan lo que dicen que harán: eliminar las toxinas del organismo (1). De hecho, pueden ser peligrosas e incluso contraproducentes (2). Lo que se puede comer depende de la dieta "detox" en particular. Hay muchas de ellas. Algunas implican el ayuno o, simplemente, beber líquidos. Otras permiten algunos alimentos, como frutas y verduras. Por lo general, suelen ser dietas cortas: no son una forma de comer a largo plaza y suelen terminar en abandono.  

1119Normalmente la oferta nutricional en este tipo de dieta es escasa, se recomiendan batidos, hierbas, pastillas, polvos, enemas y otras formas de “limpieza”. Los métodos varían y con frecuencia incluyen productos que solo están disponibles en la página web de turno. Si una dieta “detox” es segura o no, depende del plan y del tiempo que se permanezca en ella. La baja ingesta energética de estas dietas, es frecuente que se traduzca en forma de hambre y sensación de debilidad. Con frecuencia, este tipo de productos “detox” son deficitarios en proteínas, ácidos grasos y minerales (2), por lo que conforme se vaya prolongando el plan, más funciones del organismo pueden verse comprometidas, así como cosechar una peor composición corporal, tras perder peso a costa de la masa muscular.
 
Si el objetivo es desintoxicar el organismo, no es necesario perder tiempo y dinero. El cuerpo es un experto en deshacerse de las toxinas a través de hígado, riñones e intestino y no les facilitará su tarea la última maravilla “detox” o al menos eso nos cuentan las últimas revisiones sistemáticas (2).
 
Si el objetivo de hacer una dieta “detox”, es perder grasa, este tipo de dieta podría ayudar a corto plazo, pero es probable que se vuelva a recuperar lo perdido (2). Al final no se ha logrado nada, ni se ha instaurado ningún hábito, y ciertamente, no es un enfoque saludable.
 
Si lo que se pretende es hacer frente a un exceso de grasa gestado en un período corto de tiempo, con toda seguridad una alimentación basada en comida real, de más resultado a largo plazo.
 
El único tipo de dieta “detox” que merece la pena es una que limita los alimentos procesados, ricos en grasas de mala calidad y azúcar añadido, y los reemplaza por alimentos más saludables como frutas y verduras. Normalmente este tipo de dieta los incluye en forma de smoothie. El problema es que tomar únicamente batidos de frutas puede ser sinónimo de gestar un gran déficit, al estar eliminando la ingesta de fuentes de proteína saludable (vegetales y/o animales) y grasas de buena calidad necesarias para una correcta salud. Estos smoothies de frutas que muchas veces componen la dieta “detox”, podrían ser una estrategia nutricional de cara a que las personas aumenten su ingesta de fruta y verdura, ya que raramente se consigue llegar a las recomendaciones mínimas nutricionales de “5 raciones diarias” (3), teniendo en cuenta que siempre es más interesante tomar fruta entera que en batido a nivel de saciedad (4). Sin embargo, debemos tomar esta forma de alimentación como un complemento a la dieta y no una base.

1366

Un tipo de dieta basada en frutas y verduras, sin descuidar proteínas y grasas de calidad, junto a ciertos elementos de la dieta detox como smoothies vegetales sin azúcar añadido podrían ser interesantes, pero más que dieta “detox” podríamos llamarlo alimentación saludable. Hemos escuchado mucho sobre las bondades de las dietas “detox” en los últimos años, pero con la escasez de estudios que contamos, algunos con grandes fallos metodológicos, podríamos hablar más de exageración que de verdad.
 
Hay muchas maneras de mantener tu cuerpo saludable.
Y ésta no es una de ellas.

 

  1. Obert J, Pearlman M, Obert L, Chapin S. Popular Weight Loss Strategies: a Review of Four Weight Loss Techniques. Curr Gastroenterol Rep. 9 de noviembre de 2017;19(12):61.
  2. Klein AV, Kiat H. Detox diets for toxin elimination and weight management: a critical review of the evidence. J Hum Nutr Diet Off J Br Diet Assoc. diciembre de 2015;28(6):675-86.
  3. Lee-Kwan SH, Moore LV, Blanck HM, Harris DM, Galuska D. Disparities in State-Specific Adult Fruit and Vegetable Consumption - United States, 2015. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. noviembre de 2017;66(45):1241-1247.
  4. Flood-Obbagy JE, Rolls BJ. The effect of fruit in different forms on energy intake and satiety at a meal. Appetite. abril de 2009;52(2):416-22.
Correo electrónico
Imprimir

EMPIEZA A SENTIRTE GÜEL ¡VEN A CONOCERNOS!

Llámanos al 968 969 382 o envíanos un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Plaza de la Torrecilla, 1 Bajo, 30001 Murcia

Güel, centro de wellnes en Murcia

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies

Güel ha sido posible gracias a la financiación de:   

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información aquí