Regulación del peso, ¿qué controla la báscula?

Muchas veces en alimentación, se dota de un toque reduccionista cuando hablamos de pérdida de peso, se habla de comer menos y aumentar la actividad física, pero ¿es acertado basarnos solo en el balance energético para lograr objetivos en cuanto a pérdida o ganancia de peso?

 

Balance energético

 

En Nutrición para referirnos al balance energético empleamos el llamado modelo “CICO” (calories in – calories out), es decir, las calorías que entran por las que salen. Si el balance energético es negativo perderíamos peso, mientras que si es positivo, tendríamos una ganancia de peso. El modelo CICO asume que el cuerpo humano es una bomba calorimétrica sin tener en cuenta la complejidad que es entender la fisiología humana. Este modelo tiene limitaciones claras, puesto que asume que todos los macronutrientes tienen el mismo efecto en el cuerpo y realmente esto no ocurre, por ejemplo, el efecto térmico en la digestión de las proteínas es mayor que el de hidratos de carbono y grasa. Y por otro lado, no tiene en cuenta los cambios en la calidad de los tejidos al centrarse en el peso. Una ganancia de 5 kilos de masa magra y una pérdida de 5 kilos de grasa cuantitativamente es lo mismo, sin embargo en la báscula no se verá reflejado, a pesar de estar teniendo una mejor salud y composición corporal.

 

La regulación hormonal

 

La teoría indica que las hormonas son la causa primaría de la obesidad y que la ingesta calórica es una simple cortina de humo. Son 2 hormonas las que ocupan más atención, insulina y leptina. Insulina: La insulina disminuye la lipolisis en los adipocitos y estimula la sintesís de ácidos grasos y triglicéridos. Esto podría sugerir que la insulina es una hormona “lipogénica” y promueve el acumulo de grasa y con ello la obesidad. Esta idea estaría detrás de la hipótesis de que los carbohidratos son los causantes de la obesidad. Ese efecto lipogénico sólo ocurre cuando la insulina tiene un estímulo muy fuerte y necesitaría estar constantemente por encima de los níveles basales, sin embargo esto no ocurre en la obesidad común. Leptina: La leptina estimula el hipotálamo poniendo en marcha una serie de mecanismos que hacen regular el hambre, disminuyéndola. Cuando tenemos un porcentaje graso alto los níveles de leptina van aumentando conforme la masa grasa lo hace, y el resultado debería ser una disminución de la ingesta y un incremento del gasto energético, haciendo que la masa grasa disminuya. Mientras que cuando tenemos un porcentaje graso muy bajo, incrementa la ingesta y el gasto energético se reduce hasta que la masa grasa vuelve a su nível “normal”. En muchas personas obesas, la leptina no funciona como debería y se produce una resistencia a la leptina, que dificultaría la pérdida de peso.

Esquema calorías

La tasa metabólica basal

 

La ley de la termodinámica está ahí, y es innegable, sin embargo son muchos los factores que podrían estar implicados en el gasto desde el punto de vista fisiológico. Estaríamos hablando de un modelo más complejo en el que influyen la regulación nerviosa del hambre, el metabolismo basal, la regulación gástrica del hambre, el ejercicio físico, NEAT (Non-Exercise Activity Thermogenesis), conocido como el gasto energético en la actividad diaria cotidiana. El entorno también puede ser determinante ya que vivir regiones con bajas temperaturas incrementa el gasto. Mientras que los alimentos también pueden incrementar o aumentar el efecto térmico de los alimentos, aunque el efecto es pequeño.

 

Conclusiones

 

Por tanto es importante dejar a un lado el enfoque de comer más o menos, centrándonos primero en comer bien, promoviendo estilos de vida saludables que son los que a largo plazo nos harán gozar de una buena composición corporal y salud.

Correo electrónico
Imprimir

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

EMPIEZA A SENTIRTE GÜEL ¡VEN A CONOCERNOS!

Llámanos al 968 969 382 o envíanos un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Plaza de la Torrecilla, 1 Bajo, 30001 Murcia

Güel, centro de wellnes en Murcia

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies

Güel ha sido posible gracias a la financiación de:   

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información aquí